¿En qué consiste la nueva facturación de la luz por horas?

Este 1 de octubre pasará a la historia de España como el día que entró en vigor un nuevo sistema de facturación de consumo eléctrico, con toda la controversia que ello genera dado que se trata de una de las energías más utilizadas en el hogar. Afectará a los consumidores acogidos al precio voluntario al pequeño consumidor (pvpc), la única tarifa regulada por el Gobierno, lo que supone unos 16 millones de usuarios, aunque como su aplicación es progresiva solo alcanzará por el momento a unos 5 millones ya que el usuario tiene que disponer de un contador inteligente integrado, un aspecto que especifica la factura o cuya información puede solicitar a la entidad distribuidora del servicio.

Lo primero que hay que decir referente a este sistema es que, a menos que se cambien los hábitos de consumo de las familias, apenas se notarán los cambios en la factura. Esto se debe a que los consumidores pagarán la electricidad al precio que cotiza en el momento de consumirla, un precio que cambia cada hora en función de diversos factores. De esta forma, por ejemplo, poner la lavadora el lunes a las 12:00 horas sale más caro que ponerla un miércoles de madrugada.

Y es que gestionar el consumo eléctrico requiere tiempo y esfuerzo por parte de consumidores ya que estos deben consultar los precios de la electricidad para cada hora del día siguiente a través de webs, como www.ree.es, o aplicaciones móviles que las compañías suministradoras han puesto al servicio de sus clientes.

No obstante, ya han surgido algunas informaciones que ofrecen consejos o trucos para ahorrar, basadas principalmente en estimaciones como la demanda o la meteorlogía. Así, se entiende que la electricidad será más barata cuando menos demanda haya (de madrugada o fines de semana/festivos) mientras que el viento y lluvia también pueden abaratar los costes. Aún así, se estima que esto podría suponer un ahorro máximo de unos cinco euros mensuales, una cifra bastante pequeña para lo que suele ser el coste general de la factura.

Otra cosa es situar como objetivo de este sistema que los usuarios, principalmente consumidores domésticos y pymes, tengan un consumo más eficiente y responsable, cosa que en mayor o menor medida puede conseguir pero siempre dependerá de los consumidores.

Desde Ibersogas aplaudimos este tipo de medidas que puedan favorecer el ahorro del consumidor y la eficiencia energética pero apostamos por nuestra propia metodología, ofreciendo un servicio integral en todo lo relacionado al suministro eléctrico y/o de gas.