LA PRESIDENTA DE LA JUNTA REIVINDICA ANTE EL GOBIERNO CENTRAL QUE LOS AGRICULTORES SÓLO PAGUEN POR LA ELECTRICIDAD CONSUMIDA

susana-diaz-agricultoresLa presidenta de la Junta, Susana Díaz, reivindicará ante el Gobierno central que los agricultores sólo paguen por la electricidad consumida y no por el consumo máximo que tienen contratado a lo largo de todo el año. Díaz se ha comprometido a contactar con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, para proponerle un cambio en la normativa estatal vigente “de manera urgente” que suponga una solución real al principal problema que aqueja actualmente a las comunidades de regantes.

Durante la inauguración en Sevilla del tercer Congreso Andaluz de Agricultura y Regadío, que organizan la Asociación de Regantes de Andalucía (Areda) y UPA-Andalucía, la presidenta andaluza ha señalado “que es el momento de plantear una reflexión sobre por qué no se modifica la normativa estatal vigente, que impide que se pueda pagar por el consumo que hacen los agricultores en cada momento del año”. “Hoy mismo -ha enfatizado- me pondré en contacto con el ministro para que abordemos conjuntamente este asunto dialogando con las eléctricas, como ya lo he hecho en Andalucía con compañías como Endesa”.

Díaz ha subrayado que “no es justo que si queremos que el campo andaluz sea sostenible y mejore su eficacia y eficiencia, no hagamos nada para impedir que sigan aumentando los costes y se obligue a los agricultores a pagar por el consumo eléctrico máximo a lo largo de todo el año, y no por el consumo real que hacen”.

En este sentido, la presidenta andaluza ha señalado que “vamos a ayudar al Gobierno de España para que propicie el cambio de manera urgente, de forma que las eléctricas cobren exclusivamente por el consumo. Es de justicia y todas las administraciones tenemos que arrimar el hombro, por lo que espero encontrar sensibilidad en el Gobierno de España”.

De la respuesta que se dé depende también el empleo que se mantenga o pueda crearse porque, como ha apuntado la presidenta, “la generación de empleo vinculada al regadío no puede verse limitada por los costes energéticos”, y el regadío, con más un millón de hectáreas, “genera el 60% del empleo agrario”.

Con independencia de esta acción política, Susana Díaz ha ratificado el compromiso del Gobierno andaluz con la modernización y profesionalización del regadío, un sector que ha calificado de “motor de nuestra agricultura y dinamizador de la industria agroalimentaria”. En este sentido, se ha comprometido ante las comunidades de regantes a continuar ofreciéndoles “las herramientas necesarias que les permitan alcanzar una gestión más eficaz, modernizar más aún el sector y hacer más competitivos los productos andaluces”.

Asimismo, la presidenta andaluza ha reiterado que el Gobierno andaluz asumirá “el presupuesto que se ha recortado a nuestra tierra en el reparto de los fondos de la Política Agraria Común (PAC), más de 258 millones de euros, porque no podemos permitirnos reducir la capacidad inversora que tiene esta actividad en Andalucía”.

La presidenta andaluza ha subrayado el esfuerzo modernizador realizado en el regadío andaluz, que en las dos últimas décadas ha supuesto la inversión de más de 1.400 millones de euros, de los que casi 900 han sido de inversión pública.

Gracias a ello, en los últimos años, un tercio de las hectáreas de regadío han mejorado la eficiencia con nuevas infraestructuras de abastecimiento y depuración, con proyectos de I+D+i y dotación de tecnología, de forma que “hoy contamos -ha señalado Susana Díaz- con un 36% más de hectáreas de regadío que hace sólo una década, lo que supone que, con los mismos recursos hídricos, se puede hoy regar un 35% más de superficie”.

También ha manifestado la necesidad de crecer en sostenibilidad, lo que pasa por “fomentar un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos, una mejor selección de los cultivos más eficientes y la incorporación de energías renovables”.

Gestión del Guadalquivir

Díaz ha reflexionado también sobre la gestión del agua, “un recurso que ha de estar al servicio de todos, para lo cual es fundamental que se gestione de manera eficiente y eficaz”, ha incidido Susana Díaz, para apostillar que si bien el Gobierno andaluz “no va a cuestionar la sentencia y la titularidad, por tanto, del río Guadalquivir, sí vamos a reivindicar que se cumpla la voluntad unánime del Parlamento andaluz para que su gestión se geste en Andalucía. Ello será una garantía de que se hará en las mejores condiciones”.

La presidenta andaluza ha recalcado que la gestión de los recursos de la cuenca del Guadalquivir “debe formar parte del acuerdo y no de la confrontación, por lo que pediré sensibilidad al Gobierno de España para que se permita una gestión por parte de Andalucía”.

Susana Díaz también ha tenido palabras para el Levante almeriense, cuyos agricultores están preocupados por la escasez de lluvias. “Prestaremos especial sensibilidad a sus demandas con la puesta en marcha de nuestra Ley de Aguas”, ha afirmado, para agregar que “el reparto del agua tiene que ser equitativo, solidario y ha de estar en consonancia con el consumo, de forma que no haya excedentes en una zona y escasez en otra”. De igual forma, ha insistido en la necesidad de fomentar el ahorro de agua y seguir planificando estrategias para aumentar la eficacia en las técnicas de riego.