Viviendas, oficinas y locales deberán disponer de certificación de eficiencia energética

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo establecerá en los próximos meses la obligatoriedad de que las viviendas usadas, oficinas o locales comerciales que se vendan o alquilen en nuestro país cuente con un Certificado de Eficiencia Energética.

La certificación, que se prevé que entre en vigor en el mes de abril, informará sobre el comportamiento energético de los inmuebles, así como de su consumo. El documento será similar al que ya es obligatorio para los edificios de nueva construcción o grandes rehabilitaciones que describe la eficiencia de de la vivienda en relación al consumo de energía en calefacción, refrigeración o ventilación.

El objetivo de este Certificado de Eficiencia Energética que propone el Ministerio de Industria, Energía y Turismo tiene el objetivo de fomentar la eficiencia energética en edificios y el ahorro económico que ello conlleva.

Ecoingenium se anticipa a esta normativa y se ofrece para realizar el cálculo de consumo energético para todas las empresas, entidades, comunidades de vecinos o particulares que ya quieran iniciar el proceso de certificación energética.

El cálculo del consumo energético que prepara Ecoingenium determina la eficiencia energética del inmueble y les asigna una puntuación en un rango que va desde la categoría A, más eficiente, a la categoría G, la menos. Se trata de un sistema parecido al etiquetado energético que se usa en los electrodomésticos o automóviles.

Para los edificios se clasificarán con códigos de color según la escala. Asimismo, se incluirán unas recomendaciones para mejorar la eficiencia y una vez emitido, se abre un periodo de validez de 10 años.

Beneficios de la certificación

Una correcta calificación energética incide en el valor del inmueble, ya que el gasto energético supone alrededor de un 30% del gasto anual de una comunidad media.

En las empresas y entidades públicas, cuanto mejor sea el comportamiento energético de sus bienes inmuebles, mayor será su patrimonio inmobiliario. El precio de mercado de un mismo inmueble puede variar considerablemente en función de si es o no eficiente, ya que un inmueble eficiente consume hasta un 86% menos de energía, con el ahorro económico que ello supone.

Información original publicada por Compromiso RSE